¿Qué es el acero galvanizado?

Español

El acero galvanizado es el material que se usa para fabricar distintos tipos de vallados, como las mallas de simple torsión o las mallas electrosodadas. Pero ¿qué es exactamente este material? ¿Qué ventajas tiene? Te lo explicamos en esta entrada.

El acero es una aleación de hierro y otros elementos, entre los que destacamos el carbono. Hablamos de acero cuando el contenido en carbono es menor del 2%. Para que el acero al sea apto para la galvanización es necesario que contenga un determinado porcentaje de silico y fósforo.

Sectorialmente pensamos erróneamente que galvanizar es sólo cubrir o fusionar acero y zinc.

Se denomina galvanización, por Luigi Galvani, al proceso por el cual se cubre un metal con otro/s elemento/s. Zincar es galvanizar con Zinc. Al ser el zinc más oxidable y generar un óxido estable, éste protege al acero de la oxidación. Pero no siempre es zinc o solo zinc.

El recubrimiento de muchos productos de Betafence es de zinc y aluminio, Aluzinc ®, siendo la durabilidad de este material muy superior.

durabilidad

Dedicaremos otra entrada del blog al Aluzinc ® y volvemos ahora al galvanizado con zinc.  

La capa de zinc se aplica según el procedimiento de galvanización en caliente o por vía electrolítica. "Zincado" es una expresión genérica que designa la aplicación de un revestimiento de zinc sobre el acero. Se acostumbra a medir en gramos de recubrimiento de zinc por m2 de superficie (g/m2).

Existen distintos métodos de galvanizado o zincado:

Galvanizado en caliente por proceso continuo (Sistema Sendzimir).

El acero se desenrolla poco a poco, se desengrasa y precalienta a 650°C. Luego se somete a una temperatura de 800°C y posteriormente se enfría en una atmósfera protectora (N2, H2). Enseguida se sumerge en un baño de zinc cuya temperatura se encuentra entre 450 y 500°C. Cuando se extrae, se seca con una corriente de aire con el fin de ajustar el espesor del depósito de zinc. Este proceso garantiza una gran homogeneidad de la galvanización sobre el perfil.

La aportación de zinc mediante el sistema Sendzimir se suele designar con una z. Cuando hablamos de acero galvanizado en caliente interior y exterior z275 estamos diciendo que el aporte de zinc es de 275 g/m2 y éste se ha producido mediante el sistema Sendzimir. Simplificando, Acero z275. El máximo aporte que sé que se puede dar es z600.

Zincado por inmersión en zinc fundido o Galvanización en caliente por inmersión:

Es un procedimiento para recubrir piezas terminadas de hierro/acero mediante su inmersión en un crisol de zinc fundido a 450 °C.

Este proceso no consiste solo en depositar unos pocos micrómetros de zinc en la superficie del acero. El recubrimiento de zinc se une químicamente a la base de acero porque hay una reacción química metalúrgica de difusión entre el zinc y el hierro o el acero. Al retirar el acero del baño, se han formado varias capas superficiales de aleación zinc-hierro en las que el zinc se ha solidificado. Estas diferentes capas de aleación son más duras que la base de acero y tienen un contenido de zinc cada vez mayor a medida que se aproximan a la superficie del recubrimiento. El tratamiento debe ajustarse a la norma ISO 1461 (Recubrimientos galvanizados en hierro y acero).

El aporte de zinc por inmersión depende del espesor del material base. Cuando éste es de <1,5mm. el aporte medio es de 325 g/m2. Si es de 2mm., entonces serán 400 g/m2.

Zincado electrolítico

Las piezas de acero se colocan en una solución de sales de zinc. Bajo la influencia de una corriente continua, se deposita una capa de zinc en la superficie del acero. De esta forma, toda la superficie exterior queda revestida. La forma de la pieza que se ha de tratar determina el reparto del espesor y, por ello, de la resistencia a la corrosión.

Zincado por proyección térmica (metalización)

El zinc o una aleación de zinc-aluminio, en forma de hilo o polvo, alimenta la pistola de metalización en la que se funde el metal gracias a una llama o un arco eléctrico. El metal líquido se pulveriza con ayuda de aire comprimido y se proyecta en la superficie del acero que se va a proteger, que previamente ha sido preparado mediante granallado. Esta operación es necesaria para obtener una rugosidad necesaria para la adherencia del revestimiento. En general, la superficie de los productos metalizados debe recubrirse con un sistema de pintura que incluya como mínimo una capa de colmatación.

Galvanización en frío

La fórmula “Galvanizado en frío” se emplea en ocasiones cuando se trata de la aplicación de pintura con el color de un revestimiento galvanizado, o bien que contiene zinc. Es un abuso del lenguaje.

Si queréis ampliar información, en http://www.galesa.com/v12/descarga-de-documentos/finish/1-documentos/4-dossier-de-galesa.html encontraréis un documento de 21 páginas que no tiene desperdicio.

 

 

Suscribirse a Sindicar